miércoles, octubre 31, 2012

Oh yes! Your english eyes, they are turning red

 

Cómo pasa el tiempo, ¡ya es Halloween de nuevo! Tiempo para repasar las películas que vi en el festival de Sitges y algunas series de corte fantástico-terrorífico-petardo que tienen cabida en una noche como la de hoy.


SITGES 2012 


"Looper", diminutivo de Guadalooper, es la tercera película del director Rian Johnson ("Brick"). Se trata de un thriller de ciencia-ficción de presupuesto inversamente proporcional a su calidad, que habla de asesinos a sueldo y viajes en el tiempo y nos recuerda en sus mejores momentos a films como Terminator o Único Testigo. La cinta la protagonizan Joseph Gordon Levitt y Bruce Willis, que interpretan al mismo personaje en versión young adult y versión madurito.

Para hacer creíble esta dualidad, Joseph Gordon Levitt tuvo que someterse a interminables sesiones de maquillaje para parecer Bruce Willis. He aquí los resultados:

Ese look lo descartaron por resultar demasiado masculino. Al final se decantaron por este otro, mucho más natural dónde va, que es con las pintas con las que finalmente aparece Gordon-Levitt en la película: 
El look resultaría creíble si Bruce Willis fuese la Pantoja de Puerto Rico en una hipotética trama futurista con la Pantoja viajando en el tiempo y el espacio, pero no es el caso. 
Venga va, suponemos que la crisis afecta incluso al gremio de maquilladores de Hollywood...


"Spring Breakers", presentada como sesión sorpresa en Sitges, es lo último de Harmony Korine; una película sobre chicas con bikini y metralleta. Podríamos intentar buscarle más argumento pero no lo tiene. Ni falta que le hace: los guiones complejos son para las otras películas, aquellas que no tienen chatis en bikinis; es como el tópico de la amiga fea que lo compensa con una gran personalidad. "Vértigo" o "Secretos de un matrimonio" necesitan un buen guión. A "Spring Breaker" no le hace falta.

Pues eso, que la cosa va de cuatro chicas en bikini (toda la película en bikini: cuando van a juicio, en bikini; cuando masacran a la banda rival de narcos, en bikini y con pasamontañas) y su relación con un camello gángster fan de Britney Spears (pura poesía la escena en la que él interpreta una balada de Britney al piano (piano de cola blanco junto a la piscina) mientras ellas hacen una coreografía con las metralletas, bikinis y pasamontañas rosas). 

Eso es A-R-T-E.

"The Cabin in the Woods". Cinco jóvenes se van de fin de semana a una apartada cabaña en los bosques y van palmando de forma violenta uno a uno. ¿Les suena la historia? ¿Les parece tópica? ¡Pues porque es real como la vida misma, insensatos! ¿Acaso conocen ustedes a alguien que haya ido de fin de semana al bosque y haya logrado volver? ¿A que no?

Pero la gente sigue yendo! Y eso a pesar de que películas como "Viernes 13", "La bruja de Blair" o "La matanza de Texas" nos hayan alertado de los peligros de la vida en el campo.  El campo es malo para la salud: hay calor, insectos, bichos, familias de rednecks esperando degollarte, asesinos en serie que cazan adolescentes como trofeo, paletos endogámicos que pertenecen a sectas, catalanes de pueblo que no hablan ni papa de castellano, o incluso Jason el de Viernes 13, que es aún peor que un catalán de pueblo.

¿La película? Divertidísima, ágil, original dentro de lo que cabe y muy muy disfrutable.



SERIES

Arrow”. Un joven heredero multimillonario al que todos daban por muerto en un naufragio, reaparece después de 5 años de permanencia en una isla abandonada y se convierte en un justiciero encapuchado en la ciudad de Sterling City.

Si usted fuera un heredero millonario, guapo y cachas de 27 años, ¿se jugaría la vida cada noche brincando en mallas esquivando balas de metralleta o por el contrario dedicaría su tiempo a DARSE LA VIDA PADRE? Yo me lo tendría que pensar, creo.

Pero vamos a lo que vamos. Este es el mozo.
Y este es su disfraz de alter ego justiciero, disfraz con el que nadie jamás de los jamases le reconocería.

 Sí, ya sé que el disfraz no es la bomba, pero menos da una piedra. Al menos habrá algún ciudadano de Sterling City al que conseguirá engañar (aquellos con más de 7 dioptrías).

 El capítulo piloto, para empezar, es un calco de Batman Begins, con un par de salvedades:

 1) Salvo los más frikis de los comics, nadie conoce a esta especie de Robin Hood de ciudad llamado Green Arrow (a mí al menos no me sonaba) y la verdad es que, aunque la serie es apañadita, el superhéroe no tiene gancho.

 2) La serie es de la CW, lo que significa que el héroe está cachas y en cada episodio se pasa entre 5 y 10 minutos entrenándose sin camiseta mientras suena su voz en off. La voz en off se supone que aporta pensamientos profundos del protagonista, aunque igual podría estar recitando el listín telefónico, porque el público potencial de la CW estará ocupado mirándole los pectorales.

 3) La historia es bastante tontuna y no incide lo suficiente en aspectos de mayor calado emocional como, por ejemplo, lo que significa haber estado 5 años supuestamente muerto. El tipo se perdió en una isla en el 2007 y por lo tanto desconoce cosas básicas del mundo en el que vivimos:

- No sabe lo que es la crisis económica.
- No sabe que en EEUU hay un presidente negro.
- Sigue pensando que el Madrid es un grande en Europa, jojojo.
- No sabe que España ganó el Mundial.
- No conoce la saga “Crepúsculo” ni el whatsapp.
- No le clavaron 9 euros por ver Avatar en 3D.
- Aún cree que Pilar Rubio sería una buena presentadora para OT.
- No conoce a Lady Gaga (afortunado él, ojalá hubiera naufragado yo en esa isla).
- Se perdió el final de Perdidos.
- Y lo que es más importante: se perdió la mesa debate de Ana García Siñeriz donde explicaron el final de Perdidos.


 “666 Park Avenue”: Una serie de título sutil, que cuenta la historia de una joven pareja que se muda a un edificio pijo de Manhattan cuyo propietario es Artur Mas el Diablo y cuyos casi 400 vecinos han vendido su alma a cambio de algo. Sólo he visto el capítulo piloto y la verdad es que es una sarta de tópicos, suspense descafeinado, sustos de baratillo y satanismo chochi que te quitan las ganas de ver más. No obstante, no descarto que le dé una oportunidad para el parón navideño o el próximo verano, aunque sólo sea por quiénes son los malos de la función:

"Avisa si viene la semilla de Rosa Mari a demandarnos por plagio..."


Pretty Little Liars”: El ser humano necesita ratos de distensión y ligereza. Uno no puede pasarse toda la vida nutriéndose únicamente de programas de alta exigencia intelectual y complejidad narrativa (los jueves veo “Quién quiere casarse con mi hijo” y los domingos “Gandía Shore”, pero a veces siento que necesito ver algo más frívolo para desconectar) . Es por eso que, para descansar eventualmente de las peleas en Gandía entre Ylenia y Labrador (peleas que sigo con atención y juicio analítico, como el observador de la ONU que sigue los progresos de la crisis entre Siria y Turquía), me he enganchado a “Pretty Little Liars”, una serie que es el equivalente a meter tus neuronas en el cesto de la freidora y bajarlo hasta que queden bien doraditas.

Adiós neuronas de Varg, siempre os recordaremos

Una intriga sin pies ni cabeza pero adictiva como la mala droga. La historia nos sitúa en un pueblo a las afueras de Philadelphia donde aparece el cadáver emparedado de una tal Alison DiLaurentis, la que fuera la chica más popular del insti y, a decir verdad, una mala pécora a la que medio pueblo quería ver muerta.

Paralelamente al descubrimiento del cadáver, sus amigas empiezan a recibir amenazantes SMS anónimos de una persona (o varias) que firma como 'A', quien parece saber todo sobre ellas, parece estar vigilándolas 24 horas al día, parece no tener mucha vida propia que digamos y además debe tener una oferta de 100 SMS gratis al mes con Movistar como mínimo.

Cuando la oferta mensual se acaba, 'A' pasa a métodos más rudimentarios y acordes con los tiempos de crisis en que vivimos.

Estas son nuestras protagonistas. De izquierda a derecha, la exgorda, la bollera, la recocía y la inteligente (a la exgorda no la habrán reconocido vestida, pero imagínenla en bikini y metralleta y... sí! es una de las protagonistas de "Spring Breakers").


¿Quién mató a Alison DiLaurentis? ¿Quién o quiénes son 'A'? ¿Es realmente Caleb, el novio de la exgorda, Julio José Iglesias disfrazado?


A partir de estas premisas, se desarrolla una trama de 'misterios en el insti' rocambolesca, delirante e inacabable (vamos por la 3ª temporada y esto no tiene visos de parar) con tintes de “Twin Peaks”, “Scream” y “Gossip Girl”, serie con la que comparte target de audiencia: adolescentes y yo.

Capítulo especial de Halloween

La trama, digámoslo ya, parece escrita por un mono esquizofrénico tocando los platillos y en ella TODO VALE; lo importante es mantener al espectador en vilo, hacer que cada 5 minutos sospeche de un personaje distinto y, si es posible, que convulsione espasmódicamente echando espuma por la boca con cada giro argumental. Yo lo hago unas tres veces por capítulo, concretamente. Y ojalá se echen 7 temporadas más sin resolver quién mató a esa zorra de Alison, porque me lo paso chupi calabaza.


Y para acabar. brevemente una recomendación: "Teen Wolf", cuya segunda temporada es canela fina. Fíense del tito Varg cuando les recomiende series sobre hombres lobo adolescentes.

Amar con Pelos Revueltos

8 comentarios:

SisterBoy dijo...

Jo, con las cosas tan raras que ha hecho Harmony Korine y resulta que ahora ha descubierto las pulsiones primarias del ser humano (tetas y tiros). Las demás ya las he visto como bien tú sabes ¿ninguna recomendación más?

Ahora mismo estoy con las segundas y terceras partes de series ya iniciadas y además no es que me vuelva loco el argumento de las que menciones. Por cierto que la segunda de American Horror Story es bastante flojucha.

Amanda Chic dijo...

Un post genial y muy elaborado. Enhorabuena!!:)

Te invito a visitar mi blog y descubrir más de cerca al diseñador catalán Toni Francesc en la entrevista que le he realizado. Gracias


http://fashionroomlounge.blogspot.com

A chic kiss ;)

Slim dijo...

madre mia Varg, eres peor que los adolescentes de verdad! pero de donde te sacas estas series? me alegro de que mis hijas piensen que los blogs son de abuelos y no te sigan, bastante tengo con apagarles la MTV.
contigo no daria a basto con el mando!

Ra está en la aldea dijo...

Engancharse a Pequeñas mentirosas a estas alturas de la película es como empezar a ver Gossip Girl en 2011: no tiene sentido ni razón de ser, pero bravo a ti atreverte y reconocerlo públicamente.
¿Llegarán a estrenar Looper o The cabin in the woods en algún cine comercial de Barcelona?

Ra está en la aldea dijo...

Ay, no, que The cabin in the woods es esa película que han decidido estrenar en dvd porque han dicho que todo el mundo la habría visto ya bajada de Internet. ¿Cómo se llama eso? ¿Ironía? ¿Genio absoluto? ¿Estupidez?

Vargtimen dijo...

Sisterboy: Pues no, esas son todas las que vi en Sitges este año. En Halloween recuperamos una de Sitges del año pasado, cutrona pero bastante simpática "Tucker & Dale vs Evil". No te recomiendo ver el trailer porque te chafan todo.
No te está gustando la 2ª temporada de American Horror Story?????? A mí me encanta!

Amanda Chic: Gracias por la recomendación y bienvenida.

Slim: Jajajaja, me parto. Pues si es verdad que mi televisor necesitaría control parental. Pero mientras tanto, donde se ponga Gandía Shore que se quiten Mad Men o The Wire.

Ra: Gossip Girl la dejé en la segunda temporada, creo. Aquello no había por donde cogerlo y, aunque no lo parezca, hasta yo a veces tengo algo de criterio. Pretty Little Liars en cambio, cada vez es más loca y más divertida. Yo ya he tirado la toalla en lo de intentar entender la historia, pero me lo paso como los indios con cada capítulo.
Lo de no estrenar "Cabin in the woods" es de idiotas. No habría sido un bombazo, pero creo que habría tenido cierto éxito. "Looper" no se ha estrenado ya?? Me suena que lo hizo a mediados de octubre.

SisterBoy dijo...

¡Pero si Looper se estrenó incluso en Tenerife!

La segunda de AHS es un sangriento y puto sinsentido, puro grand guiñol y teatro de la crueldad. Lo único que queda es una curiosidad malsana por ver que nueva salvajada se inventan en el próximo capítulo. Hoy veré uno nuevo :)

Eriwen dijo...

Arrow la empecé a ver porque estaba triste y de baja y necesitaba entretenerme. Creo que hasta el séptimo capítulo no empezó a gustarme más.