sábado, septiembre 02, 2006

Pasos de baile


Después de haber sufrido tres infartos consecutivos viendo el España – Argentina de ayer, aún tengo fuerzas para escribir por aquí mientras espero el partido del domingo.

Qué semifinal tan emocionante. Menuda euforia cuando en los últimos segundos Míster Catering ha marcado ese agónico tiro libre, yendo 74-74 (que como bien aclaró Andrés Montes, no era un prefijo para llamar a Tokyo, sino el marcador del partido).

Como apunte negativo, decir que Gasol se tuvo que retirar lesionado con una fractura incompleta en su pie izquierdo, pero no importa, con o sin él vamos a hacer jroña cojroña a costa de esos griegos del demonio.

¡Maldita suerte la nuestra! Parece que Zeus, Neptuno, Montes, Júpiter y el resto de los dioses del Olimpo se conjuran contra nosotros.

Yo que cada vez que me tuerzo un pie, cruzo los dedos pidiendo que sea un esguince para poder tomarme una baja laboral, y nada, que no hay suerte. Y va Gasol, se dobla ligeramente el pie y se rompe el 5º metatarsiano como si fuera Samuel L. Jackson en “El protegido”.

¿Será posible? Oh, miseria! Oh, fatalidad! ¿Por qué siempre caen los mejores? ¡Señor, llévame a mí! ¡No a Gasol!

Bueno, ya está aquí Septiembre. Parece mentira, la vida pasa con el pie pegado al acelerador. El verano se nos fue, pero bueno, aún tengo reservados unos días de vacaciones que pretendo cogerme en Octubre, para estar tumbado a la bartola mientras ustedes, queridos lectores, me maldicen desde sus respectivos puestos de trabajo.

Lo terrible es no poder hacer planes con antelación porque mis vacaciones dependen de un siniestro señor con barba que dice ser mi jefe (y en una pesadilla recurrente que tengo, también asegura que es mi padre mientras me corta una mano con su sable láser y respira como un asmático) y al que temo más que a los cuatro jinetes del Apocalipsis juntos y sobre el mismo caballo.

Y saco a colación a tan entrañable personaje (a mi jefe, no al caballo) porque su tercera esposa, que también trabaja con nosotros, era una incondicional de aquel infame programa llamado “Mira quien baila”, ese concurso en el que Rosa de España y David Meca competían cada semana por ser la bailarina número uno de este país y que torturó a los televidentes durante unos cuantos meses.

Pues hoy, en honor a la tercera señora del tirano que me somete y en honor a artistas de la danza de la talla de Sara Baras, Rudolph Nureyev y Miriam Díaz Aroca, repasaremos algunos de los mejores bailes y/o coreografías de los últimas decadas.

Y empezamos el repaso con todo un clásico. El mejor baile que sus ojos hayan visto jamás. Un videoclip (gentileza de nuestro amigo Weldon) donde podemos ver el éxito más internacional del dúo finlandés Armi ja Danny.

Él es Danny, un extraño cruce entre Richard Clayderman y uno de los ABBA, prototipo de lo que todo cantante eurovisivo debería ser. El carismático Danny nos seduce con su camisa abierta hasta la cintura, su pecholobo y sus collares de oro, demostrando que también hay lolailos y nonainos en esas latitudes cercanas al Círculo Polar.

Armi es ella, una jovenzuela virtuosa y cándida hasta decir basta. Tan dulce y tan remilgada, que a su lado hasta la mismísima Teresa Wright parecería un putón verbenero.

Pero lo mejor son esos bailarines, capaces de hacer el trenecito, la figura de los mil brazos, la pata coja o cualquier paso de baile, real o imaginado, de este mundo o del siguiente, que se les pase por la cabeza.
Y no se pierdan la mirada de concentración del primer bailarín que aparece en el video, a este hombre no se le escapa un paso de baile en falso porque no le sale a él de los...de ese sitio donde las piernas hacen conjunción.



Nuestra amiga Beatriz, residente en Getafe, colabora también con esta página facilitándonos el siguiente video, una versión muy sui generis del “Apache” de los Shadows.

El tipo del bigote, con aspecto de actor porno de una película de los 70’s, es la sensación del lejano oeste, el rey del mambo, un maquinón tocando el teclado y una fiera sexual que desprende feromonas como si fuera un aspersor.

Y así se lo hacen saber las tres portentosas bailarinas disfrazadas de Pocahontas que, en un prodigio de sincronización coreográfica que haría palidecer de envidia a la mismísima Esther Williams, bailan salvajemente al ritmo de su melodía y soban al sensual teclista del bigote, que les vacila con las manos en las caderas consciente del efecto Axe que produce sobre las indígenas.

Así se conquistó América, señores. Yo ya me estoy dejando bigote, no sé a que esperan ustedes.



Y ahora que han visto el video, díganme, por 2,32 euros la respuesta, adjetivos con los que se podría definir adecuadamente a nuestra amiga Beatriz de Getafe, como por ejemplo... “petarda”.

Un dos tres, responda otra vez.

Y por gentileza de nuestra amiga M.J., que suponemos que por timidez no escribe casi nunca por aquí, tenemos el Wii Baile, todo un clásico de las coreografías de Bollywood, una bella canción capaz de hacer añicos al tímpano más resistente.

El cantante chulandrón es el rey de las pistas de baile desde Calcuta a Bombay. Este gavilán hindú danza compulsivamente, hiperexcitado como si se hubiera metido la producción nacional de coca entre ceja y ceja, con un baile explosivo, eléctrico, como si llevara un “Gym-Form 8” dándole descargas en cada extremidad. Un hombre al que M.J. define como “una mezcla entre Parchís, Aqua y Michael Jackson, con la imagen de George Michael y en plan camelista y por si fuera poco, indio”.

Amiga M.J., estás equivocada. No es Michael Jackson, ni siquiera George Michael. Fijate bien. Tú lo conoces. Es él. Ha vuelto. En realidad nunca se fue porque formaba parte de todos nosotros...es Fernandisco, el que nos mandaba un mordisco.



Y lo que también ha vuelto esta semana ha sido el calor infernal, por lo que he aprovechado para ver algunas cosillas.

Como por ejemplo “Brick”, que es un peliculón que les recomiendo con todas mis fuerzas.
Brick”, a pesar de su traducción (“Ladrillo”), no está dirigida por Gus van Sant, sino por un tal Rian Johnson que es un señor que no conozco de nada.

El protagonista de “Brick” es Joseph Gordon-Levitt, aquel niño de la serie “Cosas de marcianos” que ha crecido sabiendo elegir muy bien sus papeles.

Mientras otros actores de su generación se pierden en american pies y similares, él hace cosas tan interesantes como “Mysterious Skin (Oscura inocencia)”, película de pederastas, chaperos y platillos volantes, sorprendentemente buena viniendo de quien viene (Gregg Araki) y sobre todo este “Brick” que causó sensación en Sundance, una mezcla muy interesante entre las películas de institutos americanos y el cine negro de los 40's.

A la película no le falta de nada: una trama retorcida a lo James Ellroy o Raymond Chandler, un tipo honrado, una chica desaparecida, femmes fatales (así, en plural), mafiosos, confidentes, matones de tres al cuarto, decadencia, violencia y venganza....todo en el marco del tìpico instituto americano con sus taquillas, sus pasillos, sus aparcamientos y cafeterías, sus ex-novias y sus ex-novios, sus fiestas de adolescentes...pero rindiendo homenaje a clásicos como Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Carmen Morales, Barbara Stanwyck o Gato, el de “Nada es para siempre”.

Esta extraña mezcla puede resultar chocante o incluso fuera de lugar durante los primeros 15 o 20 minutos de película, pero pronto la trama te va enganchando, el instituto se convierte en un escenario extraño e inseguro y la película resulta tan adictiva, redonda y estimulante que es desde ya una de las mejores del 2006.

Como todavía no tiene fecha de estreno en España, de momento sólo hay dos opciones de verla:

Una, bajándosela de manera ilegal y pegándole subtítulos con ese instrumento del diablo llamado VirtualDub (No hagan eso, so balas perdidas! Que es ilegal! Piensen en la familia de Ramoncín, que tiene muchas bocas que alimentar...incluídas las de sus cirujanos plásticos!).

O dos, marcándose un viaje espontáneo en mitad de la semana a Estados Unidos nada más que para verla en el cine....como por supuesto hice yo, que soy todo un asceta y estoy por encima de las tentaciones terrenales de la banda ancha, no como ustedes, viles ladrones, winonas en potencia y julianes muñoces de andar por casa. Vergüenza me dan...

Otra que he visto ha sido “World Trade Center”, la versión de Oliver Stone de lo ocurrido el 11-S.

Que Oliver Stone estrene una película siempre es motivo de regocijo, porque este hombre es capaz de cualquier cosa: de contar conspiraciones políticas a ritmo de videoclip, de estrenar documentales de vocación rojilla, hasta de permitirse rodar una película sobre uno de los grandes militares de la historia, Alejandro Magno, caracterizándo a Colin Farrell como al rubio del Equipo G, y poniéndole por padres nada menos que a Val Kilmer y a una Anjelina Jolie pasada de rosca, haciéndose la sexy y la perversa, rodeada de serpientes en una de las interpretaciones más ridículas (y por ello sublimes) del cine contemporáneo.

La nueva película de nuestro hombre es muy inferior a “United 93” (que si no la han visto no sé a qué esperan). Su arranque es bueno: el caos tras el atentado, el derrumbe de las torres visto desde dentro...pero luego todo el nudo del film se centra en la figura de dos policías atrapados bajo los restos de las Torres Gemelas, la incertidumbre de sus esposas, los recuerdos de su felicísima vida conyugal y la historia de un ex-marine que recibe la llamada del señor, se rapa la cabeza, se coloca de nuevo su antiguo uniforme y acude como voluntario para salvar vidas en la Zona Cero (itinerario: Iglesia – Peluquería – Tintorería de su barrio – Zona Cero).

Toda esta parte, y ya hasta el final, es un melodrama con buenas intenciones pero no tan buenos resultados, demasiado hollywoodiense, poco natural, con algún momento emotivo y algún que otro desliz hacia la cursilería o el sentimentalismo fácil.

De todas formas, es una película que vale la pena ver a pesar de su protagonista, Nicolas Cage. Y es que no se imaginan lo que gana este hombre como actor cuando tiene una tonelada de escombros encima... De hecho, creo que a partir de ahora debería rodar todas sus películas de esta manera: semienterrado, semiinconsciente y sin luz.

Grizzly Man” es lo último de Werner Herzog: un documental genial sobre la figura de Timothy Traedwell, un tipo estrafalario que vivió en compañía de osos en Alaska durante 13 veranos en los que rodó cientos de horas de video de sus andanzas en territorio salvaje, para acabar finalmente devorado, junto con su novia, por un oso con malas pulgas.

(RVR, manifiéstese!)

A Herzog le importan un pimiento los osos. A él quien le importa es Timothy, que era todo un showman, un robaescenas profesional, un monologuista brillante, un personaje demasiado extravagante como para ser ficticio; el Leonard Zelig de los documentales del siglo XXI., pero con la diferencia de que este tipo existió realmente.

Para que se hagan una idea, es como si Chris Peterson, el protagonista de “Búscate la vida”, hubiera decidido en un capítulo hacerse ecologista e ir a declararle su amor a los animales salvajes.

La pregunta que se hace mucha gente es “¿qué perversas intenciones tenía Herzog con este documental? ¿ensalzar la figura de Tim, un maníaco-depresivo que renegaba de la sociedad, o servirnos en bandeja la comedia más absurda de la temporada a costa de su tragedia? ¿Por qué eligió esas grabaciones de Timothy y no otras?
Porque es que, además de las cintas rodadas por Timothy, que son los momentos más (involuntariamente) cómicos de lo que llevamos de año, los testimonios que incluye Herzog en el documental por parte del piloto, el forense, amigos, ex-novias y familiares, son dignos de “Toma el dinero y corre” como poco.

Como muestra, un botón. ¿Si un oso se hubiera comido a su hijo...usted aparecería en un documental de esta guisa?

En definitiva, el documental más impactante desde “Tarnation”. Una película que los tendrá a medio camino entre el horror, la fascinación y la risa floja.
Menudo personaje Timothy Traedwell. Qué cabroncete retorcidillo Werner Herzog.

Y ahora me despido hablando de “Supermodelo 2006”, lo más grande que ha dado la televisión en sus más de 50 años de existencia. Sublime.

Pasando por alto la previsible polémica sobre los valores que fomenta este concurso, su superficialidad y tal (que nos importan tres pimientos), “Supermodelo 2006” es el programa más divertido que puedan ustedes echarse a la boca.

Un grupo de jovenes arpías luchando por ser la reina de las pasarelas, poniéndose la zancadilla, insultándose con elegancia o sin ella (ya es mítico ese “anchita” que parece ser lo peor que una mujer puede decirle a otra a la cara) para luego reconciliarse con abrazos fraternales y besos de Judas, entrenándose en mitad del campo al más puro estilo “El sargento de hierro” u “Oficial y caballero” (¿les dirán aquello de “En Texas solo hay vacas y maricones. Y vosotras no pareceis maricones. Aaaar!!!”?) o haciendose sesiones fotográficas rodeadas de serpientes, tarántulas, escarabajos peloteros y más bichos que Indiana Jones en su templo maldito, algo de suma utilidad porque, ¿quien de ustedes no se ha fotografiado alguna vez con un escorpión en el moflete para el DNI o similares?

Para la próxima semana el programa promete nuevas y emocionante pruebas para determinar cual de las candidatas encajaría mejor en el rol de top-model profesional. A saber:

· Sesión de fotos después de esnifarse 3 rayas de coca en un parque.

· Como ir al cumpleaños de Ronaldo y perder la virgo.

· Como buscarse un marido empresario y hacer que te ponga un piso.

Las otra prueba prevista, ver a Antonia Dell’Ate en cueros y recién levantada, ha sido cancelada a última hora por considerarse inconstitucional, gracias a la presión efectuada por el defensor del espectador y los abogados de las concursantes.

El caso es que las reacciones al programa no se han hecho esperar. El Instituto de la Mujer considera el programa una aberración. El término “anchita” ha suscitado polémicas y ha sido motivo de debate por parte de asociaciones y ONG’s como “Anchitas Anónimas”, “Gordas sin Fronteras”, “Amigas del Sobrepeso” o la ya clásica “Asociación de Endocrinos Arrepentidos de la Cantante de la Oreja de Van Gogh” que se han pronunciado al respecto en términos nada amables.

Por su parte, la Sociedad Protectora de Animales y Greenpeace han denunciado al programa por su sadismo con los pobres bichos, al ponerlos encima de Odilia Pamela sin tener en cuenta las posibles secuelas psicológicas que podrían acarrear luego los pobrecitos artrópodos.

Asimismo, se presentó una denuncia por “uso indebido de una urraca en un plató televisivo”, hasta que la cadena CUATRO presentó en el juzgado un video demostrando que en realidad se trataba de Antonia Dell’Ate.

Y es que, si la convivencia de las candidatas a supermodelo es algo fascinante, no lo es menos la gala en el plató.

Empezando por Judit Mascó, que presenta el programa de una manera artificial, nerviosa, con el pelo recogido en una especie de moño que le tensa tanto el rostro que si se lo apretara un poco más las lágrimas le saldrían hacia dentro.

Y terminando por ese solemne jurado del que forman parte Antonia Dell’Ate (ese ser que nos vino de Italia para quedarse) y Bimba Bosé (una mujer que se hizo modelo como bien podía haberse hecho taxista), dos portentos de femineidad y delicadeza que deberían servir como referencia para las esforzadas concursantes.

Lo de Bimba Bosé como modelo es algo que nunca entenderé. Su madre, Lucía Bosé, sí que me parecía guapa de joven.
Me refiero a cuando hacía películas como “Muerte de un ciclista”, no ahora. Antes de que se le fuera la pinza, se tintara el pelo de azul y se dedicara a perseguir a Batman y al maricón de Robin por todo Gotham City, con los habituales delirios megalomaníacos y las típicas y tópicas ansias de dominación mundial que suelen tener los supervillanos cuando llegan a cierta edad.

Aqui la tienen en una instantánea a las puertas del Ayuntamiento de Gotham, cuando amenazaba a un par de concejales de Izquierda Unida con sembrar el pánico y el terror en las calles de la ciudad, llevando a cabo un despiadado plan de exterminio, consistente en proyectar en pantalla gigante el video de su primogénito bailando “Don Diablo” a los ciudadanos desprevenidos y demás víctimas potenciales.

Desde Las Horas del Lobo no nos hacemos responsables de los posibles efectos del visionado de este clip sobre personas fácilmente impresionables y de estómago delicado.



Desde luego tiene delito que, después de la contundente declaración de intenciones que era este video, tuvieran que montar años después toda la parafernalia para que el Bosé saliera del armario a bombo y platillo...¿Pero no era evidente? Vamos, me parece uno de los esfuerzos más estériles e innecesarios que ha hecho ser humano alguno.

Ah, y si el horror les deja apartar la mirada de los disfraces del Bosé, percátense de que una de las dulces niñas angelicales del coro es nada menos que Paulina Rubio cuando no levantaba dos palmos del suelo, cuando aún cantaba sin gallos, cuando su hígado aún no trabajaba horas extra y nadie podía intuir que crecería para convertirse en la mujer elegante y abstemia que hoy es.

Que viva el Ponche Caballero, queridos lectores. Volveremos el miércoles con motivo del premio en Venecia a David Lynch y el mediocumpleaños de este blog (6 meses).

Y ya que estamos con la marcha en el cuerpo, la recomendación musical de esta semana es esta grandísima canción, “Dancing in the dark”, donde el Boss sacaba a bailar al escenario al doble para las escenas arriesgadas de Jared Leto, que resultaba ser nada menos que Courtney Cox en sus años mozos.



Cuidénse y animen mañana a España.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Check this out, daily trivia questions and contests, come join in on the fun!

SisterBoy dijo...

Menos mal que contra Argentina estaba Sergio Rodriguez :). Lo de hoy ha sido menos cardiaco, así me gustan a mí los partidos.

Voy a tratar de ir a ver WTC sin ninguna clase de prejuicios aunque las predicciones siguen siendo poco halagueñas. Tomo nota de Brick, de Grizzly Man tomé nota hace tiempo, me alegra que Herzog vuelva por sus fueros, como siempre que pasa con esta clase de peliculas espearé a ver si la traen en la filmotéca (que tiene una sección dedicada a peliculas de estreno que no han llegado a los cines comerciales locales)le daré un tiempo y si no pues a bajarlas, sobre todo la del oso que le tengo unas ganas tremendas.

Odilia Pamela ya es la ganadora moral de Supermodelos, con ese nombre no puede haber otro destino.

En cuanto a la saga de los Bose te recomiendo el foro de Planeta Velvetina http://pvelvetina.mundoforo.com/ donde encontraras todo lo habido y por haber sobre la extraña familia. Ahora no hay mucho porque estan empezando de nuevo tras una caida del antiguo foro. Si quieres entrar con buen pie mandales el video de Don Diablo (si no lo haces tú lo hare yo) :)

3'14 dijo...

Empiezo por el final felicitando a los ganadores del mundial y su afición. Menudo arrebato de patriotismo le habrá entrado a más de uno con el: hemos ganadoooo!!! hemos ganadooo!!! Cuando en su vida han votado un balón de basket... Yo que no estoy nada puesta en deportes, me pregunto en que lugar quedó la selección japonesa (debido a mi ignorancia desconozco ni si llegaron a jugar) pero tiene narices que el mundial se jugara nada más y nada menos que en un pais predestinado a la derrota, más que nada por una cuestión de altura...
Y hablando de altura, seguiré con el tema estrella de los últimos días, el superprogramón del año. En que pais vivimos de hipocresía??? Mientras se lucha en contra de la explotación infantil por todo el mundo, va y damos rienda suelta a la exposición, no sólo humillante si no causa más que probable de infinidad de traumas, de unas crías enseñándoles a identificar los dientes del lobo a su temprana edad, todo por conseguir su sueño (hay que ser tonta, por eso, su segundo sueño cual es? casarse de blanco con su príncipe azul??). Sus padres deberían ser encarcelados, los responsables del programa vetados de por vida para trabajar en TV y los telespectadores obligados a sobrevivir en una isla desierta con el objectivo de que sólo quede uno, pero literalmente, matándose entre ellos con las manos si es preciso, a lo "Battle Royal", ya verían que divertido, el ganador optaría al premio de tener la posibilidad de reinsertarse en sociedad. Esto sería posible de vivir en un mundo perfecto.
Pero también tengo para repartirme a mí misma y es que he podido comprobar mi nivel de frikismo, pues los dos primeros videos que has colgado ya los había visto, en mi defensa puedo añadir que no los busqué, llegaron a mis retinas vía blogs... De haber dado el trío completo (por suerte, el tercer y último documento musical no lo había visionado antes...) esto sería una nota de suicidio.
Hablando de suicidio... la..película? de Herzog la tengo pendiente, empecé a verla, totalmente empujada a ello por mi novio, ¿Intentará decirme algo? Pero es de esas que por más que lo intente no puedo! no puedo!!! Al igual que me pasa con WTC, uff!!! que pereza me da, ya caerá, pero no será en cine... en cuanto United 93, ayer estuvo al 50% de ser vista, pero ganó Shyamalan, y lo que me reí (para no repetirme, hablo de esta experiencia religiosa en el post de sisterboy ;) )
El lunes 11 tendré doble ración de las horas del lobo leo, si este miercoles actualiza también, pues una servidora se va toda la semana y queda sin conexión a internet. Por adelantado, felicidades por este primer semestre, Vargtimen, espero seguir disfrutando de unos cuantos más ;)

Vargtimen dijo...

Al usuario anónimo: Bienvenido sea el spam en este blog, porque al menos hace bulto y parece que me escribe más gente. Adelante adelante, no se corten...

A Sisterboy: Uff!! Campeones! Menudo paseo ha sido al final el partido de hoy. Y Montes ha estado deslumbrante con sus "Triiiiiiiples" y sus "Ratatatatatatas".
Desde luego, la vida puede ser maravillosa...Jugón! Dime algo, Sisterboy!

Quita quita, yo de la saga de los Bosé he tenido suficiente como para irme además metiendo en foros XDDDDD. Ya me contarás que te parece "Grizzly Man".

A 3'14: Estos gloriosos 177 centímetros de Vargtimen, tan bien aprovechados, no dan como para que uno se convierta en estrella del basket, pero bueno...me alegro mucho por nuestra selección y arriba Ejpaña y esas cosas.

Veo que te entusiasma "Supermodelo 2006". Así entre nosotros...jo tía, ¿tu hubieras expulsado a Odilia Pamela? La verdad es que da rabia que todas las demás (qué perras ellas) estuvieran en su contra y la llamaran "anchita". Luego comentamos el próximo programa, eh? <:)

Ya he leído tu comentario sobre "La joven del agua" y me alegro de que por lo menos te hayas reido con ella, porque yo mientras la veía me debatía entre el cabreo, la decepción y el sopor.
Sopor también da WTC, salvo sus primeros minutos. "United 93" en cambio es muy intensa e emocionante. Y "Grizzly man" me parece uno de los documentales más ambiguos, corrosivos, sorprendentes y con más mala uva que he visto nunca. Yo también pensaba que 2 horas de osos y un tipo pirado iban a agotar mi paciencia, pero no, ni mucho menos.

El próximo finde me viene un huésped y no sé si podré escribir por aquí. Y al otro me voy tres días a Málaga, así que intentaré ir actualizando entre semana lo poco que pueda.
Gracias por la felicitación :)

Cinephilus dijo...

Ahora que ya hemos ganado puedo escribir con tranquilidad...
Me parece supermegafatal que frivolicéis con un programa tan estupendo como Supermodelos, tan trascendente como una canción de Sonia y Selena por lo menos, donde han conseguido un record inaudito en la tele española: reunir un sinfín de colaboradores de los que ninguno habla bien español y de los que ninguno, además, es mínimamente guapo (elegir a Paola Dominguín -ese esqueleto andante- y Bimba Bosé -a la que hicieron desfilar por primera vez en Cibeles con burka, precisamente, para que pudiera desfilar y no la echaran antes- como ejemplos a seguir tiene guasa). El otro día fue simplemente memorable ver cómo Antonia Dell'Ate daba clases de correcto español a un tal Valerio Pino, italiano también, que no es familiar de Hilario ídem. Ambos comparten tendencia, digamos, solo que Hilario es más dado al leather y Valerio es la loca de toda la vida. En fin, que no sé cómo se puede uno mofar de semejante joya catódica tan llena de talento y buenas intenciones, con esas niñas repelentes dándose codazos y sonriéndose a la vez, a lo Eva Harrington en All about Eve. Por no hablar de sus diálogos, como el momentazo en que una amiga le dijo a otra "Solo digo que ella es más anchita y que tú eres más miss". Ser más miss es algo que no sé bien en qué consiste pero pienso aplicarlo en adelante y ser mucho más miss cada día.
Gracias, pese a estas crueles burlas sobre el programa del año, por el recital (desternillante) de coreografías que nos regalas. Reserva un post futuro, please, para los bailes de Carmen Martínez Bordiú en la nueva temporada del abarrente Mira quién baila (Tele5, por cierto, prepara algo así como Mira quién patina), que también promete.
No me extiendo más. Buena semana y no nos recuerdes lo de tus vacaciones en octubre, que provocas envidias poco sanas.
Sean felices y sigan siendo más miss. Don't forget it :-)

Tratadelamerla dijo...

Bimba Bosé no es hija de Lucía. Si acaso será nieta. O bisnieta.

Ra está en la aldea dijo...

Es nieta, sobrina es de Miguel Bosé, ergo...
Mi voto para el video del hindú, y ésto lo digo entre aspavientos e hipidos de llanto-risa. Claro que mi coreografía favorita, descubierta por Weldon, sigue siendo la que se marcan las bollos en la discoteca ésta súperguay de Instinto Básico. Qué coordinación, qué miradas. ¿Estará en youtube?

Vargtimen dijo...

Hola de nuevo, mis queridos Superbloggeros 2006.
Qué ganas tenía de poder reseñar esto:

"Público y crítica le dedican abucheos: THE FOUNTAIN, LO NUEVO DEL DIRECTOR DARREN ARONOFSKY, DECEPCIONA EN LA MOSTRA DE VENECIA"

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/09/04/cultura/1157382399.html

A ver si se hace ya de una vez justicia con el petardo ese, porque "Pi" es una de las películas más malas y bochornosas de la historia del cine.
También se ha proyectado hoy lo nuevo de Neil LaBute, del que sólo vi "Amigos y vecinos" y tuve bastante, y Tsai-Ming Liang, el de "El sabor de la sandía", que por lo visto sigue haciendo exactamente lo mismo (silencios, planos estáticos y escenas de sexo), pero esta vez sin sandías.

Pensaba que Bimba era hija de Lucía, no tenía ni idea. De hecho hubo un tiempo en que pensaba que Bimba era el alter ego de Miguel Bosé, como en "Tacones Lejanos" cuando se disfrazaba de Marisa Paredes.

Cinephilus, muy divertido tu comentario XDD. No sabía que volvía "Mira quien baila" pero algo en mi interior me lo decía...una perturbación en la fuerza o como quieras llamarlo. Menudo país...y ahora con patines también.

Yo también estoy ansioso por ver como evoluciona la convivencia de las supermodelos, aunque espero que sus rifirrafes sean, no tanto dignos de "Eva al desnudo" como de "Showgirls", con empujones por las escalerillas, insinuaciones de rollo bollo y polvos piscineros con estrellas venidas a menos.
Esta noche de momento veré "Prison Break" que empieza en FOX y dicen que está muy bien. En la Sexta también la pondrán en breve.

SisterBoy dijo...

Yo ya estoy con la segunda temporada, está muy bien, ya me diras.

SisterBoy dijo...

Ra todo esta en youtube

http://youtube.com/watch?v=5_fXurNYwUc

Vargtimen dijo...

Sisterboy, Prison Break está genial. Cómo engancha esa serie! Pusieron dos capitulos y es que apenas tuve tiempo de respirar en las pausas publicitarias. Quiero más!

Y ahora, reproduzco aquí la crítica del Ideal de la nueva película de Aronofsky, que merece ser leída:

EL PRESUNTO GENIO ARONOSFKY ESPANTA A VENECIA CON UN ENGENDRO MISTICO
'The fountain', con Hugh Jackman y Rachel Weisz, era una de las cintas más esperadas pero ha sido un fiasco


El aura de nuevo genio del cine que rodeaba a Darren Aronofsky, de 37 años y con dos películas muy elogiadas, 'Pi' y 'Requiem por un sueño', quedó sepultado ayer para las próximas décadas tras el espantoso bodrio que presentó a concurso en el festival de Venecia. 'The fountain' ('La fuente') es sencillamente indefendible y de vergüenza ajena, un pedante despropósito sin pies ni cabeza que encima aspira a explicar el sentido de la vida y de la muerte, entre el infantilismo, el misticismo barato y la pretenciosidad más desesperantes. Lo peor es que ha sido su proyecto más personal, y ha tardado seis años en hacerlo a base de pelearse con Hollywood. Se ha gastado un pastón, que no se ve por ningún lado, por diversos problemas de rodaje -debió hacer caso a la señal divina cuando se quemaron los decorados- y si recibe el castigo que merece lo mismo no vuelve a rodar en años. Es lo que pasa por sobrealimentar un ego, porque Aronofsky era el niño mimado de la crítica. Muchos ayer en el Lido no se podían creer lo que habían visto. 'The fountain' era la película más esperada del festival y el fiasco ha constituido uno de los trastazos más espectaculares que se recuerdan en Venecia desde hace años. Sólo es recomendable para fans acérrimos, pero mejor si van convenientemente drogados.

Yoga con bonsais

Una de las peores sensaciones, por elegir una, es la de ver a una actriz como Rachel Weisz (Oscar por 'El jardinero fiel') haciendo el primo, aunque ella sabrá donde se mete, visto que es la mujer de Aronofsky. Pero para los mitómanos de 'X Men' es casi más imperdonable cubrir de ridículo a quien es la imagen del entrañable Lobezno, el actor Hugh Jackman, rapándole al cero y obligándole a interpretar a un payaso en pijama que hace yoga dentro de una bola de cristal con la impagable compañía de un bonsai con pelo. Este personaje, el protagonista, vaga por el hiperespacio meditando, entre 'flash-backs' de una vida anterior o algo así, en la que era un científico que operaba monos, y pasajes de otro relato ambientado en el descubrimiento de América, donde es un soldado español que busca el árbol de la vida. En estas historias paralelas, Rachel Weisz es una reina de España sacada del mago de Oz que despacha en la mezquita de Córdoba y también la mujer del investigador. Dicho así, todo parece delirante, pero es que visto es aún peor, porque visualmente es horrorosa. A los cinco minutos ya surge la sospecha de que aquello se va a ir de las manos y a la media hora no cabe ninguna duda. Al final, si uno opta por desconojonarse, se logra llegar a los créditos. Y menos mal que sólo dura hora y media. Sólo queda desear que Aronofsky recupere la inspiración y sobre todo la humildad.

SisterBoy dijo...

JAJAJAJAJA Ay que risa tia Felisa, me habia encontrado precisamente con esta critica en una lista de correos y te la traia para que te desayunaras con ella.

Ahora tienes que ir a verla obligado.

Tratadelamerla dijo...

Oh, sí. La bollocoreografía de instinto básico sí que engancha. Prueben, prueben a hacerla con algún amiguito la próxima vez que visiten una disco. Nunca más podrán parar. Yo recomiendo que lo hagan con alguien de su mismo sexo.

Ra está en la aldea dijo...

Gracias, Sisterboy, corro a verlo.
Y juo juo juo ¡me encantaría poder publicar críticas de este calibre, afilándome las uñas en el celuloide de las películas que no me han gustado! Éste se la tenía jurada desde que vio Pi, y al salir del cine juró, puño contra el viento "Algún día me vengaré, Darren... ya lo creo que me vengaré!"

Vargtimen dijo...

La escena del bolli-baile de "Instinto Básico" era de lo mejor de la película. Qué oportunidad perdida la de su secuela, que solo tiene ese punto de gracia y despiporre en sus 10 primeros minutos, volviéndose luego un coñazo de tomo y lomo.

Respecto a "The fountain", aparte de la genial crítica de más arriba, he leído por ahi otros titulares dignos de mención como "Una catástrofe cinematográfica" (LaNacion.com) o "Un alud de memez y pedantería" (El Pais)...y muchos más.
Incluso he leído en algún periódico que los timidos aplausos que se oyeron entre el abucheo generalizado al final de la proyección, iban dirigidos a la labor actoral del chimpancé que aparece en la película.

Vamos, que aun no me he topado con una critica positiva por parte de la prensa. Ni siquiera en www.fotogramas.es, y mira que en esa revista fueron capaces de darle 5 estrellas a peliculas como "Los Angeles de Charlie 2", "La joven del agua" o "Austin Powers 2: La espía que me achuchó" (bueno, ésta tenía su gracia).

¿Qué quereis que os diga? Que estoy disfrutando como marranillo en un charco. Por supuesto que veré esta película, porque espero poder destriparla vilmente y ensañarme con ella sin piedad. Como dice Ra, yo sí que se la tengo jurada a este hombre desde "Pi", que es una de las películas más insoportables que he visto nunca.

Y mañana Lynch. Hay nuevas fotos y la confirmación de que también sale Diane Ladd en la película, que se comía la pantalla haciendo de Marietta en "Corazon salvaje".´

Quienes ya la han visto hablan de una ambientación a lo "Twin Peaks", música de Badalamenti y una historia incomprensible que, aparte de lo de la actriz de Hollywood y su película supuestamente maldita, parece que trata el tema del tráfico de mujeres en la Europa del Este e incluye una versión muy personal de "Alicia en el País de las Maravillas", con conejo incluido.

Estoy deseando leer la crítica del Ideal del jueves, a ver qué palabras le dedica XDDDDD

SisterBoy dijo...

Efectivamente en El Pais de hoy también la ponen a caer de un burro. No puedo esperar a verla.